Ir al contenido principal

Mucho mas que un camping, Sangulí Salou

Salou es uno de esos sitios en los que por una razón o por otra quieres volver siempre que tienes ocasión. Salou es una ciudad turística de la Costa Daurada de Tarragona. Playa, sol y, en las noches de vacaciones, fiesta. Atrae todos los años miles y miles de turistas. La primera vez que conocí Salou era solo una niña y lo hice de la mejor forma que pude tener, gracias al gran Camping Sangulí Salou. Desde entonces mi mes favorito del año se convirtió agosto, y durante el resto del año solo podía pensar en "el camping" y Salou.


Piscina Happy pool
Agosto 2005

La vida del camping, la vida mejor


No se puede describir con palabras las vacaciones en un camping. Para mi son mucho mas que unas vacaciones. El camping da vida, te sientes libres. A diferencia de otros alojamientos en un camping no tienes horarios, dispones de todos los servicios necesarios, tienes piscinas en el "jardín", los niños y niñas pueden correr sin casi ningún miedo a ser atropellados... ¿En que hotel se puede hacer eso?

Por eso para mí el camping es sinónimo de vacaciones, desconexión y relax. Y es por eso que siempre que vamos de vacaciones a descansar y desconectar mi primera preferencia de búsqueda son campings. Aunque, como todas las cosas, también tiene su lado malo: si vas de acampada y no tienes alojamiento preparado para tal tienes que ir a los servicios y duchas "públicas", puedes tener falta de ciertas comodidades, etc... Pero todo depende del tipo de alojamiento (tienda de campaña más grande o más pequeña, carro-tienda, caravana, autocaravana e, incluso fuera de la zona de acampada, mobil-home o bungalow). Además, son cosas que se aprenden con el tiempo y la experiencia y pasan a un segundo plano.

He estado en diferentes alojamientos como hoteles, apartamentos, albergues, hostales... y para pasar las vacaciones prefiero diez veces antes el camping. De todos modos, hay campings y campings. Y como el Sangulí es verdad que existen pocos. Aunque también es cierto que he conocido campings de segunda e incluso de tercera categoría muy buenos. Cosa que no se puede decir de los hoteles.

El Sangulí



La primera vez que vi Salou fue en 1998. Eran las primeras vacaciones que íbamos hacer la familia después de muchos años y para ello decidimos comprar un carro-tienda. Pero, claro, para colocar el carro-tienda necesitábamos un camping. Desde un par de años antes nos aficionamos a comprar guías de camping ya que por ese entonces Internet era algo que sonaba a futuro. Desde el principio nos gustó uno que se llamaba Sangulí Salou ya que tenía de todo. Pronto me di cuenta de que el Sanguli era algo más que un camping; un pequeño pueblo en el que las casas son de tela. 

 La llegada sin reserva

Desde el primer momento nos gustó el Sangulí ya que desde la guía se veía que era un camping especial. Contaba con todos los servicios necesarios para pasar unos días agradables, y, además, lo que a mi mas me gustaba, tenía animación tanto infantil como juvenil. Por las noches había espectáculos que se celebraban en un anfiteatro. Teníamos que ir a ese camping. Pero, para cuando quisimos reservar, era demasiado tarde. 


Anfiteatro y piscinas Fiesta pool
Catalogo Camping Sangulí Salou 2005

Todavía quedaba una opción: el día de entrada teníamos que llegar antes de las 12:00. De este modo podíamos conseguir una plaza de la gente que se iba ese día. El día del viaje madrugamos muchísimo y empecé a notar una emoción y unos nervios que se repetirían los veranos siguientes. Después de estar conduciendo durante cinco-seis horas con un viejo Ford Orion, sin aire acondicionado y tirando de un carro, a lo que hay que añadir una hermana pequeña, llegamos a Salou. Cuando llegamos al camping supe que estaba ante un sitio del que difícilmente me iba a ir. No se como explicar lo que sentí en el momento de cruzar la puerta del camping pero parecía que el sol brillaba más, la brisa era perfecta... Y es una sensación que sentía todos los años que llegábamos al Sangulí que pocas veces más he sentido.

△ La distribución del Camping

Tuvimos suerte y conseguimos sitio. Siempre recordaré esa parcela. El Sangulí es un camping muy grande. Las parcelas se clasifican por letras según el tamaño de la parcela; así, cada letra también tiene un precio. Hasta el 2005 las parcelas Standar eran las mas baratas. Estas parcelas estaban en las zonas S, F, K, L y M. Tienen un tamaño entre 70 y 75 metros cuadrados y como en todas las parcelas entran el alojamiento (tienda, caravana y carro tienda) y el coche. A pesar de ser las más pequeñas del camping son parcelas grandes ya que nuestro carro-tienda era bastante grande y, aunque siempre buscábamos en estas zonas las parcelas más grandes y adecuadas, no tuvimos problemas a la hora de montar la tienda.

Después estaban las zonas Special, la A, B, C y D. Estas parcelas miden 90 metros cuadrados. Y luego estaba la zona Master que estaba compuesta por la zona W. Estas parcelas son de 90 metros cuadrados y, además, disponen de un grifo de agua corriente. Todas las parcelas disponen de una potencia eléctrica de 220 kw. 




Como he comentado antes todas estas zonas fueron así hasta el 2005 cuando hicieron un pequeño cambio. Las zonas que hasta ahora habían sido baratas, como la K y la M, se convirtieron en la zona E y, por lo cual, harían las parcelas más grandes y se convirtieron en más caras. La verdad que me dio un poco de pena porque estuvimos un par de años en la zona K, detrás del anfiteatro y de las piscinas "de arriba" y era una zona muy tranquila y muy bonita. Lo peor igual era que quedaba demasiado lejos de la entrada.


Hace diez años que no vamos al Sangulí pero según he podido ver en su página web han vuelta a reorganizar las zonas y, además, hace unos años pusieron nuevos bungalows. No es que haya cambiado mucho, pero, por ejemplo, una de las zona de lo que era parte de la S la han convertido en B. Para el año 2017 tienen previsto abrir una nueva zona de bungalows inspirados en Africa.


El camping tal y como yo lo conocí tenía tres zonas de piscinas que las llamábamos la "de abajo", la "del medio" o la del polideportivo y la "de arriba" o la del anfiteatro. Nada tiene que ver el camping que yo conoci hace ahora casi veinte años y el de ahora. Poco a poco fueron cambiando casi todas las instalaciones y en las piscinas de abajo, por ejemplo, pusieron un pequeño elefante en la piscina infantil y una cascada en la grande, además de un jacuzzi. En la del medio pusieron toboganes. La piscina del anfiteatro siempre había sido especial ya que tenía un bar en el que te podías tomar algo desde la piscina.

Piscina deportiva
Agosto 2005

Piscina del anfiteatro
Catalogo del Camping Sangulí Salou 2005

Pero es que hoy en día no queda casi nada de ese camping que yo fui conociendo ya que en todas las piscinas han hecho cambios. Ahora son la Relax pool, la Happy pool y la Fiesta pool. Además, hace un par de años, el mismo Sangulí adquirió y modernizó los chiringuitos que había en la playa más cercana al camping.


Piscina Happy pool
2014, Sangulí

Chiringuito Beach Club
Agosto 2014

△ Mis zonas

El primer año que fuimos al Sangulí nos tocó en la zona S, en esa parcela que no olvidaré nunca a pesar de no tener ninguna foto de ella. Estaba muy cerca de las piscinas "del medio". En la parcela estaba la caseta de la electricidad y por eso era un poco más grande que las de alrededor. Aunque, quizá por eso tampoco la quería nadie. A mi me gustaba mucho. Había un árbol viejo que le daba un toque muy bonito a la parcela.

A la hora de elegir un camping y, más concretamente, la parcela en éste, si se tiene ocasión, es muy importante la sombra. Y en eso el Sangulí estaba muy bien porque tenía muchos árboles por lo que la mayoría de sus parcelas tenían mucha sombra. 

Calles del Camping Sangulí Salou
2014, Sangulí

Se puede decir que con todos los años que hemos ido al Sangulí hemos probado toda la zona Standar. Quizás la que mas me gustaba era la S porque esta más cerca de la piscina del "medio" o Happy pool en donde me pasaba prácticamente todo el día. Lo malo de esta zona era que los baños se quedaban un poco lejos. La zona de arriba también estaba muy bien, la zona que antes era K y ahora es E; pasando el anfiteatro y la piscina de arriba. Como he comentado era una zona muy tranquila y los servicios estaban cerca de practicamente toda la zona. La zona F también me gustaba mucho. Los baños estaban cerca, así como las piscinas de arriba y el anfiteatro. Era la zona más céntrica del camping.

El Chalet


Tres habitaciones, cocina completa, comedor, terraza, salón, armarios... ¿A que suena bien? El carro-tienda con el tiempo se convirtió en nuestra pequeña gran casa de veraneo, nuestro 'chalet'. Aunque nuestro primer año en el Sangulí nos costó un poquito más de los deseable montar el carro-tienda, con los años el montaje de la tienda era cada vez más rápido. Además ese primer año pecamos de novatos y aunque compramos muchas de las cosas necesarias para pasar unos días en el camping, necesitamos muchas más en las que no habíamos pensado. Pero, como he dicho, con los años íbamos mejorando nuestra 'casita'. Por ejemplo, ese primer año no se nos ocurrió que con el plástico que habíamos llevado para el suelo podría ser pequeño, como así resulto. Así que para los años siguientes compramos un gran plástico que cubriera casi toda la parcela. 

El ver a los vecinos de parcela también ayuda para saber que cosas nos pueden venir bien. Como el plástico por encima de la tienda para que a ésta no le de el sol, no se destiña, y así también quitar algo más de sol, pasar de la cocina de butano a la eléctrica, pequeñas neveras o frigoríficos que no eran nada caros, mobiliario de camping, 'instalación' eléctrica... Mi padre se pasaba los días pensando en como podía mejorar el chalet

Por si no lo sabéis un carro-tienda, como su propio nombre indica, es un carro que se transporta en coche y que cuando está cerrado tiene la forma de un carro normal. Sin embargo, al abrirlo se convierte en una tienda. A diferencia de las caravanas, en techo del carro-tienda una vez abierto es de lona de tienda de campaña. Pero a diferencia de estas no duermes en el suelo, si no que las camas quedan por encima del suelo e incluso tienen somier. Uno de los dormitorios sería la tapa del carro y el otro un somier que se abre desde el centro. Además, el modelo que tenemos nosotros deja un pequeño pasillo entre las dos habitaciones que en si es un mesa con asientos y se puede convertir en otra cama. Las camas son grandes, como de matrimonio. Con el tiempo supimos que había la posibilidad de poner una tercera cama debajo del somier que era tipo tienda de campaña, es decir, en esta habitación si que se dormía en el suelo. Y claro, yo quería dormir sola y en esa habitación. 

La carro-tienda abierta
Agosto 2000

 ¡Oh, no; llueve!

Y como llueve además cuando llueve en agosto en Salou. Que manera de caer. ¿Y que haces en un camping si llueve? Pues lo mismo que si estas en cualquier otro alojamiento: o te metes en la habitación y esperas a que pase, o te vas a cualquier bar o restaurante, o te vas a alguna tienda... Lo que pasa es que el primer año ante la inexperiencia como he comentado antes no teníamos muy bien preparada la tienda como para estar allí metidos si llovía. Así que tuvimos que optar por salir a comer fuera. Pero aprendimos por las malas y nos dimos cuenta así de todo lo que nos hacía falta. Lastima que justo empezó a llover cuando estábamos en Port Aventura.

Los años siguientes cuando llovía ya estábamos mucho mas preparados para pasar la tormenta en la tienda. Incluso se podía hacer el 'salón' un poco más grande y así entraba la mesa y las sillas. Como solíamos llevar la televisión tampoco se nos hacía muy duro. Me acuerdo que cuando paraba de llover, como estaba todo mojado y tampoco se podía hacer mucho, íbamos a conocer un poco más de camping y a ver posibles parcelas para el año siguiente. También hay que decir que tampoco duraban mucho ni las tormentas ni el mal tiempo. 

¿No nos podemos quedar a vivir aquí?


El Sangulí nos gustaba por el camping en sí, pero de lo que más nos gustaba era que había todo tipo de entretenimiento para todas las edades y durante todo el día. Es más, daba la sensación de que no había tiempo para tanta cosa. Entre las actividades deportivas en las piscinas, anfiteatro, competiciones de baloncesto, volleyball y de fútbol que todas las tardes congregaba a muchísima gente; el mini-club para los niños y niñas a la tarde para que los padres y madres puedan descansar; el hop-club para que los y las jóvenes no tengan que salir del camping pero puedan tener entretenimiento pasadas las doce de la noche, etc. Pero, sobre todo, lo que mas me gustaba eran los espectáculos nocturnos en el anfiteatro: musicales, flamenco, fiesta brasileña, play-back y Miss y Mister Sangulí entre otros muchos espectáculos. También apareció Guli, el muñeco del camping.

Espectáculo hawaiano
Agosto 2002

Play back
Agosto 2002

Pero fuera del camping también se podía hacer mucho, al fin y al cabo, estábamos en Salou. La playa está a dos pasos del camping pasando la vía. El problema de la vía ha estado presente desde la primera vez que fuimos al camping, es más, los primeros años había un señor bajando la barrera cada vez que recibía el aviso de que venía un tren. Después mecanizaron el paso a nivel. 

Plaça de Venus, paseo Miramar a la salida del Camping
2013

Lo que si queda un poco lejos del Sangulí es el centro de Salou. Más o menos hay unos dos kilómetros hasta el puerto y casi otro kilómetro hasta la fuente luminosa y todo el centro comercial y urbano. Por las noches nos gustaba dar una vuelta por el paseo y comer un helado en la Capitania. También me gustaba ir con el aita hasta al mercado y al mercadona de Salou por las calles traseras pasando por la estación de tren, o a Cambrils a comprar pescado fresco. Pasaba el tiempo tan rápido y lo disfrutaba tanto que a la vez me daba la sensación de no disfrutar lo suficiente.

No es necesario coger el coche para moverse hasta Salou o Cambrils ya que en la misma carretera principal pasan autobuses de La Plana con los que es muy fácil moverse. Estos autobuses también llevan a Port Aventura. Por la noche, la vuelta a casa de la zona de marcha solía ser en taxi si estaba acompañada por amigas del camping o en autobús, aunque estos pasaban con menos frecuencia. 

De lo más bonito que suele pasar en los campings también es que año tras año es mucha la gente que repite, así que con el pasar de los años te vas haciendo muchas amistades en las que solo ves esos días del año. También puede pasar, como me pasó algún que otro año, que esas amigas no vayan en las mismas fechas o que se coincida muy poco, pero por lo general siempre encuentras a alguien conocido. Incluso con el tiempo se consigue que la calle siempre esté habitada por los mismos vecinos con los que alguna barbacoa, comida o cena. 

En 2016 hace diez años que fuimos por última vez al Sangulí. La primera vez que fui era una niña y, la última, ya había cumplido la mayoría de edad. Practicamente me había criado, verano tras verano, en el camping.

Entrada Camping Sangulí Salou
2013

Desde entonces he vuelto a Salou pero no al Sangulí. Se pasa un poco de lo que suele ser nuestro presupuesto de vacaciones y viajes. He pasado por la puerta y me he emocionado al volverme a la cabezal muchísimo y buenos recuerdos. Tengo la esperanza y se que algún día volveré. 

 Es una pena pero no tengo muchas fotos de esos años en el Sangulí ya que en esa época no era como hoy en día que las cámaras de fotos sacaban cientos de fotos y el teléfono móvil también servía como cámara. Es más, ni siquiera existía el teléfono móvil. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

San Pedro, una ermita entre robles centenarios

Año de setezientos y diezi siete a veinte de henero en esta iglle de San Pedro de la Valle de Burunda fue electo i ungido por primer Rei de Navarra, Garcia Ximenez y esta eleccion confirma el mesmo año el Papa Gregorio segundo como parece por su bu- la, que latiene la dicha valle ensu archivo, fue reedifi- cada esta Yglesia el año 1647
Un entorno único con centenarios robles como protagonistas que se retuercen buscando el sol. Han sido testigos del paso de los siglos. En estas tierras también habitaron los gentiles, grandes seres creadores de los dolmenes y los menires. También fue coronado el primer Rey de Navarra Garcia Ximenez, según reza la inscripción en la entrada principal de la ermita. Aquí también se celebran desde hace años romerías y bailes en honor al santo que da nombre a la ermita y a la campa: San Pedro. Es un lugar por el cual dos pueblos vecinos siguen teniendo sus redecillas. Una ermita dividida entre dos pueblos, una ermita y un santo compartido por dos pueblos. Una…

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.