Ir al contenido principal

Feliz Año Nuevo


¡Desde La maleta vieja os deseo un Feliz Año 2016! 

¡Espero que paséis un buen fin de año 2015 y que el 2016 sea inolvidable!


Reflexiones de fin de año ◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉◉ 

Como les pasaba a los romanos en la antigüedad tengo un poco de pánico a los años que terminan en número impar, no me gustan, y no se si por cuestión de que yo misma me convenzo para que sea así o que pero no suelo tener suerte en estos años. Aunque el 2015 ha tenido sus cosas buenas espero el 2016 con ganas e ilusión.

Pude visitar de nuevo un lugar que tenía muchas ganas de visitar: Peñiscola. Tenía muy buen recuerdo de este pueblo de la costa mediterránea y de su Castillo, y la verdad es que no defraudó.

Peñiscola
2015-04-09

Volvimos a Ainsa y los Llanos de Lalarri, un lugar en el que nos sentimos como en casa y que no dudaremos en volver a visitar.

Ainsa
2015-06-28

Llanos de Lalarri. Parque nacional Ordesa y Monte Perdido, Valle de Pineta.
2015-06-26

Por fin pude conocer las raíces de la tierra que durante tanto tiempo quise conocer: los flysch de Zumaia.

Zumaia, flysch
2015-08-22

Y anduvimos por la cresta del monte Entzia y nos fuimos a conocer la Navarra 'desconocida'.

Sierra de Entzia
2015-10-09

'Conociendo' Navarra
2015-10-07

En verano tomé el sol en las playas de Donostia en compañía de la familia y pude conocer en directo los efectos de la galerna.

Donostia, galerna

Donostia
2015-07-10

En este 2015 gracias al 'trabajo' que empecé en 2014 pude realizar junto a un equipo compuesto de 18 personas del ETE Sakana Animatika 3D un cortometraje muy corto que viene muy bien para estas fechas y que estrenamos en mayo: '12 uvas para 12 campanadas'. Fue el primer capitulo de Frigotime, un proyecto en el que teníamos mucha ilusión pero que no pudo ser.



También acabé con mucha ilusión mi primer y por ahora único corto de animación 3D empezado como ejercicio del ETE y junto a una compañera en la que contamos una pequeña historieta de un búho y un zorro. El  búho, Xolot, es mío.



Además de colaborar en muchos otros cortos y demás aplicaciones que realizamos en este taller. Fue un orgullo aprender todo lo que aprendí en este y de encontrarme con gente maravillosa que me aguantó durante mucho tiempo. También tuve unos muchos cuantos disgustos, pero hoy es un día para recordar lo bueno.

Y una de las cosas que mas ilusión me ha hecho este 2015: por fin me vestí de sevillana. Llevaba años queriendo vestirme de sevillana y este año pude cumplir este pequeño sueño en carnavales. Además con un vestido hecho en exclusiva a mi gusto por la artista de mi abuela. Llevaba zapatos de tacón de flamenca, la flor mas grande que pude encontrar, moño, peineta y castañuelas... salio uno de los peores días que podían salir un día de carnavales, y yo tenía el peor de los catarros que se podían tener. Pero que me quiten lo bailao.

2015-02-21

Y no solo me vestí una vez de flamenca, sino dos! Y la segunda, además, para bailar flamenco en la inauguración de la escuela de baile que tanto tiempo llevábamos esperando. Por que este año también he vuelto a bailar. Una afición que es mucho mas que eso. Solo a quien nos gusta bailar sabemos como te sientes cuando bailas. Cuando dejas que la música mueva tu cuerpo y te dejas llevar. Gracias a esto fui una sorgina en las cuevas de Mendukilo, una salvaje en el espectáculo de Dantzarima Sustraiak y lo comentado anteriormente, una flamenca al son de India Martinez en la nueva escuela de baile.

2015-11-21

Y he pasado otro año mas al lado de mi compañero de viaje. Hemos vivido momentos buenos y malos, pero el año que empieza va a ser especial, va a ser nuestro año. Tiene que ser nuestro año. Y por supuesto también he tenido cerca la familia, ¡que sería sin mi familia!


Abrir la mejor botella de champan y, txin, txin: ¡Feliz año nuevo!

Comentarios