Ir al contenido principal

Un santuario de más de mil años, San Miguel de Aralar

Desde prácticamente todo Sakana se puede ver en lo alto de monte Artxueta, en la sierra de Aralar, el santuario de San Miguel. Un santuario austero y sobrio que guarda un gran tesoro en su interior, además de la imagen de San Miguel. Durante unos meses la imagen viaja por Navarra para bendecir los pueblos y los prados. Un santuario rodeado de historia y leyendas con más de mil años de antigüedad. 


Santuario San Miguel de Aralar
2008-10-25

Cuenta la leyenda que fue Teodosio de Goñi quien empezó a construir el santuario en honor a San Miguel, quien fue el salvador de su penitencia. En una época anterior a los Reyes de Pamplona vivía en el valle de Goñi Teodosio el buruzagi o señor de esas tierras. Al poco de casarse tuvo que irse a luchar contra los musulmanes. A su vuelta se junto con Basajaun, personaje mitológico que vive y cuida del bosque, sin saber que en realidad era el diablo disfrazado; éste le miente diciendo que su esposa se había acostado con el criado. Enfadado Teodosio llegó a casa y mató a las dos personas que estaban en la cama. Al salir vio a su esposa y supo que quienes en realidad estaban en la cama eran su padre y su madre. Teodosio llegó a Roma para pedir el perdón del Papa. El Papa le puso una penitencia: tenía que llevar unas pesadas cadenas atadas al cuello y la cintura, y una cruz de madera en la espalda. Así vago durante años por las sierras de Andia y Aralar, donde según contaban los lugareños, vivía Herensuge o un dragón que escupía fuego. Teodosio se juntó con él y pidió ayuda a San Miguel, quien bajó del cielo, mató al dragón y liberó a Teodosio de las cadenas. En agradecimiento empezó a construir el santuario en honor a San Miguel en el lugar donde se encontró con el arcángel.

Santuario San Miguel de Aralar
2008-10-25



Y en lo alto del monte Artxueta, en la localidad navarra de Uharte Arakil, sigue intacto el santuario con mas de mil años de historia, aunque, es cierto que el actual data de la primera mitad del siglo XII. El actual santuario es una ampliación el antiguo edificio románico de principios del siglo XI. Es un edificio austero y sobrio compuesto de tres naves y su interior guarda un pequeño santuario donde está la imagen de San Miguel. En la capilla mayor está el retablo de Aralar, conocido en toda Europa por ser una obra de arte del románico.

Santuario San Miguel de Aralar
2016-03-28

El pequeño santuario está en un paraje único. Antes de visitar su interior ya sabes que estás en un lugar excepcional. Desde aquí se puede ver todo Sakana, la sierra de Urbasa y Andia. A lo lejos también se ve la cuenca de Pamplona y, los días de sol o, simplemente, sin niebla, también se ven los Pirineos al fondo.


Las sierras de Andia y Urbasa. Debajo los pueblos de Sakana
2016-03-28
Cuenca de Pamplona
2008-10-25

A pesar de ser un pequeño y austero santuario, con poca decoración, al acercarte se vuelve cada vez más grande. Pero esa sensación desaparece al entrar en el santuario. Primero se accede a una pequeña entrada o hall del templo. Antes de entrar en la nave principal, te esperas un lugar amplio, un templo en el que en el fondo está el altar; pero esto no sucede en San Miguel in Excelsis. Al pasar por la puerta del tempo te encuentras con el pequeño santuario que guarda la imagen de San Miguel, como si de una pequeña ermita en el interior del gran santuario se tratase. Este pequeño edificio está sobre la gruta donde supuestamente apareció San Miguel. En el lado izquierdo de la puerta del santuario la leyenda continúa: según la tradición cuelgan las cadenas que Teodosio llevaba y que San Miguel rompió. Dicen que son cadenas con poderes milagrosos si se dan tres vueltas en ellas.


La entrada del santuario

Cadenas

Una de las entradas a la nave central
2016-03-28

La actual imagen es del siglo XVIII y es de plata sobredorada. En la imagen San Miguel aparece con las alas desplegadas y tiene los brazos en alto ya que sujeta una Cruz. Esta imagen se diferencia de otras representaciones del arcángel por este mismo hecho. En la cabeza guarda una talla de madera, reliquia que según la tradición, San Miguel dejó en el lugar. La imagen de San Miguel se pasa tres meses del año fuera visitando los pueblos de Navarra donde hay gran devoción, así como en Gipuzkoa y en todo el Pais Vasco.

La imagen de San Miguel en el pequeño santuario

El pequeño santuario que guarda la imagen de San Miguel visto desde la nave central
2016-03-28

La joya del santuario está en la capilla mayor. El retablo de Aralar es una obra de arte de cobre dorado de dos metros de longitud y poco mas de un metro de altura. La débil luz que entra desde las pequeñas ventanas del templo hacen brillar el retablo compuesto de esmaltes y cristal de roca: 39 piezas de esmalte, placas y medallones adornados con mas de doscientas piedras semi-preciosas. Están representadas varias escenas de la Biblia: la virgen con el niño, los símbolos de los cuatro evangelistas, los apóstoles, los reyes magos... Una obra de arte del románico, del siglo XII, con una peculiar historia ya que fue robada en 1979 por el ladrón de arte Eric el Belga. Poco después pudieron recuperar los medallones y piedras preciosas y la restauraron en el año 1991. Ha estado fuera del santuario solo en tres ocasiones: cuando la robaron, en el siglo XVIII para limpiarlo y en el año 2006 para una exposición en Pamplona.


Retablo de Aralar
2016-03-28

San Miguel in Excelsis o de Aralar es un pequeño gran santuario que guarda la historia y leyenda del lugar. Un lugar mágico y único. Junto al santuario hay un refugio con bar y restaurante.

Refugio y bar de San Miguel de Aralar
2016-03-28

Vistas desde el bar
2008-10-28


Como llegar: el santuario se encuentra en Uharte Arakil desde donde hay una senda por donde se puede acceder. Es una senda, un camino preparado para poder subir con coche, pero no es una carretera como tal. Además, es bastante serpenteante. Se sube constantemente, se asciende mucho en poco tiempo. Y, además, es muy poco recomendable cuando nieva ya que este camino no lo limpian. Lo digo por experiencia. En invierno Aralar y, en especial, el monte donde se encuentra el santuario es de los primeros sitios en teñirse de blanco por la nieve. Y esta nieve dura todo el invierno e, incluso, si hace mucho frío y es año de mucha nieve, ya entrada la primavera. 

Nosotros nos arriesgamos por que desde abajo no se veía mucha nieve. Y la verdad es que no había nieve hasta casi llegar arriba. El camino se volvió intransitable, tanto que pensé en dejar el coche abandonado. Pero bueno, conseguimos sacarlo. En la misma cumbre otra vez odisea y aquí había bastante mas nieve. Entre empujones, acelerones y demás peripecias conseguimos llegar. Por lo que, super consejo: si desde abajo se ve algo, por muy poco que sea, de nieve subir por Lekunberri desde donde hay carretera-carretera que limpian en cuanto nieva. Hay un aparcamiento bastante grande cerca del santuario. 

También se puede subir andando. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mucho mas que un camping, Sangulí Salou

Salou es uno de esos sitios en los que por una razón o por otra quieres volver siempre que tienes ocasión. Salou es una ciudad turística de la Costa Daurada de Tarragona. Playa, sol y, en las noches de vacaciones, fiesta. Atrae todos los años miles y miles de turistas. La primera vez que conocí Salou era solo una niña y lo hice de la mejor forma que pude tener, gracias al gran Camping Sangulí Salou. Desde entonces mi mes favorito del año se convirtió agosto, y durante el resto del año solo podía pensar en "el camping" y Salou.

San Pedro, una ermita entre robles centenarios

Año de setezientos y diezi siete a veinte de henero en esta iglle de San Pedro de la Valle de Burunda fue electo i ungido por primer Rei de Navarra, Garcia Ximenez y esta eleccion confirma el mesmo año el Papa Gregorio segundo como parece por su bu- la, que latiene la dicha valle ensu archivo, fue reedifi- cada esta Yglesia el año 1647
Un entorno único con centenarios robles como protagonistas que se retuercen buscando el sol. Han sido testigos del paso de los siglos. En estas tierras también habitaron los gentiles, grandes seres creadores de los dolmenes y los menires. También fue coronado el primer Rey de Navarra Garcia Ximenez, según reza la inscripción en la entrada principal de la ermita. Aquí también se celebran desde hace años romerías y bailes en honor al santo que da nombre a la ermita y a la campa: San Pedro. Es un lugar por el cual dos pueblos vecinos siguen teniendo sus redecillas. Una ermita dividida entre dos pueblos, una ermita y un santo compartido por dos pueblos. Una…

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.