Ir al contenido principal

Cinco rincones de Pamplona

Iruñea fue la capital de los bascones. Después, con la conquista de los romanos pasó a llamarse Pompaelo. Las murallas rodeaban y protegían la ciudad hasta pasada la Edad Media. En este época Pamplona la componen tres bugos: Nabarreria, San Cermin y San Nicolas. El Rey Carlos III puso fin a las disputas entre los burgos creando una sola ciudad. Para ello construyó un Ayuntamiento en medio de los tres burgos. Con la conquista de Castilla hicieron de Pamplona una ciudad infranqueable. Esas mismas murallas empezaron a frenar su expansión y muchas de ellas se tiraron. Otras siguen a pesar de las guerras y del tiempo.



 Parte Vieja


Parte Vieja de Pamplona. Calle Estafeta
2016-05-17

En realidad todos y cada uno de los puntos de interés o rincones de Pamplona de los que hablo se podrían englobar dentro de la Parte Vieja, pero creo que la Parte Vieja, en si misma, es un lugar en el que perderse; además de verdad. Las calles estrechas, los edificios estrechos y altos, los colores, las manzanas irregulares...

Navarreria, San Cermin y San Nicolas fueron los tres burgos que en 1423 se unieron gracias al Privilegio de la Unión y dieron origen a la ciudad de Pamplona. Hasta 1890 la Parte Vieja era toda la extensión de la ciudad.



❧ Ayuntamiento


Ayuntamiento de Pamplona
2016-05-18

Cuando en 1423 en Rey de Navarra Carlos III une a los tres burgos construye el Ayuntamiento como símbolo de unión y paz. Éste estaba en un lugar sin edificar. A lo largo de la historia a sufrido varias modificaciones. El edificio actual conserva la fachada rococó del siglo XVIII.

Puede que sea uno de los Ayuntamientos mas conocidos del mundo ya que desde aquí se dan comienzo a las famosas, y conocidas en casi todo el mundo, fiestas de San Fermin el día 6 de julio. Y, si, la plaza es mucho mas pequeña de lo que parece en la tele.



❧ Plaza del Castillo


Plaza del Castillo
2016-05-17

Entre los antiguos burgos medievales de San Nicolas y Nabarreria, y dando comiendo a el segundo Ensanche está la Plaza del Castillo. Quizás una de las plazas mas transitadas de la ciudad, considerada 'el cuarto de estar' de los pamploneses. Recibe el nombre del lugar, ya que parece ser que anteriormente había castillos en este sitio. La plaza data del siglo XVI-XVII.

Durante los años 2001-2003 el Ayuntamiento decidió peatonalizar la plaza y construir un aparcamiento debajo de la plaza. Una vez empezado el proyecto encontraron restos arqueológicos como unas termas románicas, una necrosis musulmana, un tramo de muralla medieval, restos de un convento y un menhir. A pesar de los intentos por para el proyecto por parte de pamploneses, navarros, oposición, etc el parking se construyó manteniendo parte de las murallas encontradas. Una vez finalizada la obra denunciaron que parte de los restos arqueológicos 'sin valor' fueron utilizados como escombro para construcción.



Rincón del Caballo Blanco


Mesón Caballo Blanco
2016-05-17

Es uno de los rincones mas bonitos de la Parte Vieja de Pamplona, por no decir el mas bonito. Para quien no lo conozca incluso le puede parecer mentira que este precioso lugar esté en Pamplona. Junto al baluarte del Redín está el mesón del Caballo Blanco. Antiguamente hubo un hospedaje para peregrinos. El edificio actual se construyó en 1960. Hoy en día es un bar en el que su terraza puede presumir de tener las mejores vistas de la ciudad, además de ofrecer conciertos al aire libre con el buen tiempo. Las casitas de la zona me recuerdan a las casas de los Pirineos, las casitas de un cuento...



❧ Murallas


Desde el baluarte del Redin
2016-05-24

La historia de las murallas de Pamplona es casi tan antigua como la propia ciudad. La ciudad siempre estuvo rodeada de murallas para protegerse ante el enemigo. Desde los burgos medievales hasta después de la conquista de Navarra, cuando empiezan la construcción de la Ciudadela. Baluartes, revellines, fuertes... Aunque con la expansión de la ciudad muchas de las murallas tuvieron que ser derruidas, todavía queda gran parte de esa ciudad amurallada que se puede visitar como la Ciudadela, los parques de la Media Luna o la Taconera.

Y si anteriormente dije que la Chincheta no era el punto mas alto de la Parte Vieja, parece ser que esta parte de las murallas, el baluarte de Labrit, si que lo es. Dando un paseo se llega hasta el baluarte del Redín desde donde se pueden ver una de las mejores vistas de la ciudad: los barrios de la Rotxapea, Txantrea y San Jorge. En total, son 5 kilómetros rodeando la ciudad los que se pueden visitan.

Baluarte de Labrit, conocido popularmente como Biru
2016-05-24


Comentarios

  1. LUIS DOMINGUEZ ASTRAIN4.8.18

    Como no pamplonés, Pamplona es mi capital espiritual. Es la ciudad en la que me siento a gusto y en la que me gustaría vivir. Como dices, la Parte Vieja tiene un sinfín de lugares, calles, plazuelas, bares... donde pasear y estar muy bien. Rezuma historia y uno entiende perfectamente al estar ahí lo que significa "la Vieja Iruña". Y estoy de acuerdo contigo, el Caballo Blanco es el lugar más bonito del Casco Antiguo. Es una auténtica delicia de rincón y parece mentira que esté en plena capital.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eskerrik asko por tu comentario Luis! ¿Qué tendrá la Vieja Iruñea para que guste tanto? Siempre que voy a la capi intento dar una vuelta por las bulliciosas calles de la Parte Vieja, como dices rezuma historia. El Caballo Blanco es como viajar en el tiempo y a otro lugar en cuestión de segundos. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. LUIS DOMINGUEZ ASTRAIN6.8.18

    ¡Un saludo desde Barcelona, Erkuden! Y felicidades por tus publicaciones. Está muy bien viajar y visitar lugares. Pero es de valorar el aportar datos históricos y valoraciones personales sobre esos sitios. Porque a la vez que se visita y disfruta un sitio, se comparte con los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas muchas gracias por tus palabras! De verdad, son un apoyo para seguir haciendo esto :)

      Eliminar

Publicar un comentario