Ir al contenido principal

La ermita en el mar

Gaztelugatxe


100. 200. 220. 240 y después de más de 241 escalones llegamos a la cumbre de la isla donde se encuentra la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Una ermita suspendida en el mar Cantabrico, separada de tierra por un pequeño acceso. Para contemplar esta maravilla desde cerca hay que hacer el pequeño esfuerzo de subir unas escaleras  que parece que llevan al cielo. Y allí en lo alto, tiene su recompensa. 


San Juan de Gaztelugatxe
2008-09-27

Gaztelugatxe está unido al continente gracias a un puente de dos arcos. La isla se encuentra en un biotopo protegido que se extiende desde Bakio hasta el cabo de Matxitxako. Desde Gaztelugatxe se puede contemplar la costa, los enormes acantilados y el pequeño islote de Akatx santuario para aves marinas; y, como no, el puente que lo separa del continente y convierte a la isla en una pequeña península. El mar ha creado figuras que parecen creadas para ser ver vistas.


Islote de Akatx


Vistas desde Gaztelugatxe
2008-09-27

Un estrecho y largo camino en separa el continente de la isla donde se encuentra la pequeña ermita. 241 escalones de piedra, pequeños, que dificultan el camino. Las marcas en las escaleras nos indican el ascenso. También encontramos el via crucis, cruces que nos indican que poco a poco llegamos al final.

El puente y la escalera desde Gaztelugatxe

Último escalón
2008-09-27

El esfuerzo merece la pena. La sencilla ermita San Juan del siglo X nos aguarda desde sus privilegiadas vistas. Si anunciamos la llegada con tres campanadas, dicen que se cumple el deseo que pidamos. Pero el estar allí mismo, respirar la paz que el mar regala, el sonido de las olas rompiendo en el puente que acabamos de pasar... es ya un deseo cumplido.

Islote de Akatx

Vistas desde Gaztelugatxe

Ermita San Juan de Gaztelugatxe

Fachada y camapana de San Juan de Gaztelugatxe

2008-09-27


Como llegar: se accede desde la carretera entre Bermeo y Bakia. Aunque hay un aparcamiento al principio del puente, en temporada alta es imposible buscar sitio. Cuando fuimos, lo que es, tuvimos que dejar el coche cerca en la carretera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mucho mas que un camping, Sangulí Salou

Salou es uno de esos sitios en los que por una razón o por otra quieres volver siempre que tienes ocasión. Salou es una ciudad turística de la Costa Daurada de Tarragona. Playa, sol y, en las noches de vacaciones, fiesta. Atrae todos los años miles y miles de turistas. La primera vez que conocí Salou era solo una niña y lo hice de la mejor forma que pude tener, gracias al gran Camping Sangulí Salou. Desde entonces mi mes favorito del año se convirtió agosto, y durante el resto del año solo podía pensar en "el camping" y Salou.

San Pedro, una ermita entre robles centenarios

Año de setezientos y diezi siete a veinte de henero en esta iglle de San Pedro de la Valle de Burunda fue electo i ungido por primer Rei de Navarra, Garcia Ximenez y esta eleccion confirma el mesmo año el Papa Gregorio segundo como parece por su bu- la, que latiene la dicha valle ensu archivo, fue reedifi- cada esta Yglesia el año 1647
Un entorno único con centenarios robles como protagonistas que se retuercen buscando el sol. Han sido testigos del paso de los siglos. En estas tierras también habitaron los gentiles, grandes seres creadores de los dolmenes y los menires. También fue coronado el primer Rey de Navarra Garcia Ximenez, según reza la inscripción en la entrada principal de la ermita. Aquí también se celebran desde hace años romerías y bailes en honor al santo que da nombre a la ermita y a la campa: San Pedro. Es un lugar por el cual dos pueblos vecinos siguen teniendo sus redecillas. Una ermita dividida entre dos pueblos, una ermita y un santo compartido por dos pueblos. Una…

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.