Ir al contenido principal

De puente en puente

Arrábida, Dom Luiz I, Infante, María Pía, Sao Joao y Freixo. En Porto hay seis puentes que unen las dos orillas del río Duero y que se pueden conocer gracias a un agradable paseo en rabelo por las aguas del río. Seis puentes construidos en épocas diferentes para dar soluciones a problemas diferentes. El barco en el que navegamos es el rabelo, barco tradicional utilizado para transportar las cubas desde los viñedos hasta las bodegas de vino de Oporto en Vila Nova de Gaia. 


Puente Dom Luiz I desde el embarcadero
2016-07-26

En el crucero de los seis puentes navegamos por el río Duero y, como indica su nombre, pasamos por los seis puentes que unen las orillas del río en Porto: desde el puente Arrábida hasta el Freixo pasando por el puente Dom Luiz I,  Infante, María Pía y Sao Jao. Un paseo tranquilo y agradable por las aguas del río Duero en el que poder observar la inmensidad y características de estos seis puentes.

Ribeira de Porto desde el crucero de los seis puentes
2016-07-26

El paseo comienza en el puerto de Porto, en la Ribeira, donde varias empresas dedicadas a los paseos en barco ofrecen sus servicios y ofertas. En nuestro caso el viaje en barco estaba incluido en la oferta del viaje a Oporto, por lo que solo tuvimos que buscar la compañía en la que teníamos contratado el viaje: Tomaz Do Douro, el de la bandera amarilla.

Embarcadero del crucero de Tomaz Do Douro
2016-07-26

Desde el embarcadero vemos el primero de los puentes por el que vamos a pasar y para mí el más impresionante de los seis de Porto: Dom Luiz I. Después, nos llevaran hacia el interior, pasando por los puentes Infante, María Pía y Freixo. Allí el barco da la vuelta para llegar hasta casi la desembocadura del río donde está el puente Arrabida. 

Puente Dom Luiz I al inicio del paseo

Como he comentado el puente Dom Luiz I es el primero que pasaremos por las aguas del río Duero. Es el más impresionantes de los seis puentes que hay en Porto. Diseñado por el ingeniero Théophile Seyrig en el siglo XIX recuerda a la Torre Eiffel de Paris y es que Seyrig fue socio de Gustav Eiffel. En 1881 empieza su construcción. Está compuesto por dos tableros metálicos a diferentes alturas. La superior tiene una longitud de 390 metros y está a 62 metros del nivel del río. La inferior tiene 174 metros. En el viaje en el bus turístico tuvimos la suerte de cruzar por este nivel del puente. Un gran marco metálico soporto estos dos tableros. 


Puente Dom Luiz I
2016-07-26

El siguiente puente que pasamos es el puente Infante. Fue construido para reemplazar al puente Dom Luiz I en su función de carretera. Gracias al Luiz I las ciudades de Porto y Vila Nova de Gaia crecieron. Decidieron que el metro fuera por la tabla superior de este puente. Para asegurar el paso de tráfico que antes había en este puente deciden construir otro puente entre el Dom Luiz I y María Pía. En el 2003 inauguraron este puente bautizado Dom Infante Henrique en honor a uno de los más ilustres ciudadanos nacido en Porto. 

Puente Infante Enrique. Al fondo Dom Luiz I
2016-07-26

El puente María Pía comparte ciertos elementos con su el impresionante Dom Luiz I: los dos puentes son metálicos y están diseñados por el mismo ingeniero, Théophile Seyrig. Además, en el caso de este puente de un solo tablero superior también colaboró en la elaboración del diseño el Gustav Eiffel, conocido por haber diseñado la Torre que lleva su mismo nombre en París. Es igual de impresionante que su 'hermano' metálico; este es algo más sencillo. Se inauguró en 1877 y está elevado a 60 metros sobre el río. 


Puente María Pía y detrás el puente Sao Joao
2016-07-26

El ingeniero Edgar Cardoso se ocupo del diseño del siguiente puente, el Sao Joao, inaugurado el día del patrón de la ciudad y bautizado con el mismo nombre, Sao Joao, el 24 de junio 1991. Es un puente solo para el paso ferroviario construido para quitarle esta labora al María Pía que en aquella época ya era centenario y se quedaba pequeño. Tiene forma de la palabra griega Pi Π 

Puentes María Pía y Sao Joao

Puente Sao Joao, detrás el María Pía y al fondo puente Infante
2016-07-26

De lejos vemos el puente Freixo un puente fue construido para dar salida al trafico rodado de las ciudades de Porto y Vila Nova de Gaia al construirse la autopista. El barco poco a poco da la vuelta para iniciar el camino hacia el último puente que nos queda por ver: Arrábida.

Puente Sao Joao y, al fondo, el de Freixo
2016-07-26

Volvemos a pasar por los puentes Sao Joao, Maria Pia, Infante y Dom Luiz I pero todavía no nos detenemos en el embarcadero del barco ya que nos queda por el ver el sexto puente: Arrábida. En los años 1950 el Conselho Superior de Obras Públicas decide construir este puente. Fue obra del ingeniero Edgar Cardoso quien también diseño el puente Sao Joao años después. Se trata de un tablero de hormigón sobre un gran arco que en aquella época fue considerado una obra excepcional gracias a su belleza, atrevimiento y simplicidad.


Puente Arrábida
2016-07-26

Llegamos hasta el lugar donde el río se une con el Océano Atlántico donde el barco da la vuelta para volver hasta el lugar de salida. Las aguas aquí están un poco más revueltas que durante el resto del paseo y las olas nos mojan un poco, también hace un poco más fresco. Llevamos poco más de cincuenta minutos de paseo y hasta ahora no nos hemos dado cuenta de que llevásemos tanto.

En el paseo en barco pudimos ver desde el río Duero Porto y Vila Nova de Gaia. También podemos ver el tráfico fluvial que hay en el Duero a la altura de estas ciudades y los bonitos rabelos y cruceros anclados en la orilla de Vila Nova de Gaia. 



Porto desde el Duero
2016-07-26

También vimos las gaviotas que andan a sus anchas en la orilla y en el río. Por cierto, muy majas ellas que todas las mañanas, sobre las seis, nos despertaban con su cántico.



Vila Nova de Gaia
2016-07-26

El viaje en barco se hace muy llevadero y el tiempo pasa rápido. Durante el paseo si hay sitios libres te puedes mover de un asiento a otro e incluso puedes ir del interior del barco a la terraza y viceversa. En otros paseos en barco me he mareado ligeramente, cosa que no me pasó en este. También es verdad que evitaba estar mucho tiempo de pie. Como parte negativa el hecho de que las locuciones con datos sobre los puentes y el paseo solo estuvieran en portugués y en inglés. El precio del crucero ronda los 12 euros. En caso de Tomaz Do Douro es de 12,5 euros pero, como he comentado, teníamos incluido en la oferta. El embarcadero de esta compañía esta en Praça de Ribeira.



2016-07-26

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mucho mas que un camping, Sangulí Salou

Salou es uno de esos sitios en los que por una razón o por otra quieres volver siempre que tienes ocasión. Salou es una ciudad turística de la Costa Daurada de Tarragona. Playa, sol y, en las noches de vacaciones, fiesta. Atrae todos los años miles y miles de turistas. La primera vez que conocí Salou era solo una niña y lo hice de la mejor forma que pude tener, gracias al gran Camping Sangulí Salou. Desde entonces mi mes favorito del año se convirtió agosto, y durante el resto del año solo podía pensar en "el camping" y Salou.

San Pedro, una ermita entre robles centenarios

Año de setezientos y diezi siete a veinte de henero en esta iglle de San Pedro de la Valle de Burunda fue electo i ungido por primer Rei de Navarra, Garcia Ximenez y esta eleccion confirma el mesmo año el Papa Gregorio segundo como parece por su bu- la, que latiene la dicha valle ensu archivo, fue reedifi- cada esta Yglesia el año 1647
Un entorno único con centenarios robles como protagonistas que se retuercen buscando el sol. Han sido testigos del paso de los siglos. En estas tierras también habitaron los gentiles, grandes seres creadores de los dolmenes y los menires. También fue coronado el primer Rey de Navarra Garcia Ximenez, según reza la inscripción en la entrada principal de la ermita. Aquí también se celebran desde hace años romerías y bailes en honor al santo que da nombre a la ermita y a la campa: San Pedro. Es un lugar por el cual dos pueblos vecinos siguen teniendo sus redecillas. Una ermita dividida entre dos pueblos, una ermita y un santo compartido por dos pueblos. Una…

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.