Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

El Trono de Navarra, el Palacio de Olite.

Un castillo de cuento de princesas y dragones, o de madre de dragones, que en realidad no es un Castillo. Podría ser la morada de cualquiera de las casas de Juego de Tronos, pero lo cierto es que el Palacio de Olite fue la residencia de los Reyes de Navarra antes de la conquista de Castilla. Hoy en día es uno de los conjuntos históricos-artísticos más importantes de Navarra.

Dicen de él que fue el más grande y lujoso de la época. Fue construido por Carlos III "el Noble", Rey de Navarra a finales del siglo XIV y principios del XV. Carlos III era más conocido por su amor por la cultura y le gustaba la vida lujosa del palacio. Por ello, construyó este magnifico Castillo con toques franceses, de donde provenía su dinastía. Las ahora estancias vacías, fueron en su día lujosas habitaciones decoradas en oro, según las crónicas de los viajeros que pasaban por el Palacio.