Ir al contenido principal

Ainsa, pueblo bonito

La villa medieval de Ainsa se ha ganado el nombre de Pueblo Bonito de España. Y no es para menos. El paso del tiempo no ha hecho mella en sus pequeñas calles, que conservan las piedras por las que un día pasaron caballeros y doncellas, reyes y reinas, monjes y monjas, soldados, artesanos y artesanas. Pasear por sus calles es como pasear en un cuento de otra época. Dada su importancia histórica y su belleza y riqueza patrimonial la parte vieja de la villa fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1965.


Plaza Mayor de Ainsa

L'Ainsa está en la Comarca del Sobrarbe, en Huesca, en la puerta de Ordesa y Monte Perdido, en un cruce de caminos y de ríos, en Cinca y elAra. Lo mejor para conocerla es perderse por sus antiguas calles y observar cada detalle que ha perdurado a lo largo del tiempo. Estos son los cinco rincones que hay que ver, sí o sí, en la visita a Ainsa.


1. Viejas calles medievales

Son dos las calles principales que cruzan el pueblo: la calle Santa Cruz y la Calle Mayor. Las dos se unen en la parte baja del pueblo en la plaza de San Salvador y las dos calles terminan en la Plaza Mayor.


Pequeñas plazoletas en el Casco Antiguo de Ainsa | 20180811

Son calles cálidas y sencillas donde prevalece la piedra.

1. Calle Santa Cruz. 

20180811

20181202

La calle de la iglesia. Su recorrido empieza o termina en el edificio románico.

20160822

Era la calle de los artesanos, del pueblo llano, y las casas que se construyeron en esta calle eran más humildes.

Rincones en la calle Santa Cruz | 20181202

2.  Calle Mayor. 

20181202

20180811

Sale desde la Plaza Mayor a través del Portal Alto.

20160822

Era la calle de los nobles y se observa en los edificios palaciegos de fachadas renancentistas. Entre ellas están la Casa Bielsa de los siglos siglo XVI-XVII, donde destacan las ventanas, y la Casa Arnal del siglo XVI donde se pueden ver las rejas forjadas.

Detalle de las rejas| 20180811

2.
Iglesia de Santa María del siglo XII.  


La torre de la iglesia desde la Plaza Mayor | 20180811

Es uno de los templos más sobresalientes del Sobrarbe y ejemplo del románico altoaragonés. Una de las características es la sobriedad en la decoración.

20180811

Adosada la iglesia está el claustro de planta irregular y con tres lados románicos y dos góticos construido en los siglos XIV y XV.

20180811

La torre de la iglesia merece mención a parte. Construida en el siglo XI tenía función religiosa y militar ya que desde sus 30 metros de alto se podía controlar gran parte del Sobrarbe.

Torre de la Iglesia de Ainsa | 20181202

3. Plaza Mayor

20181202

La joya de la corona de Ainsa. Conserva las construcciones originales, lo que la hace realmente especial por ser una de las pocas plazas mayores de estas características, y se convierte, así, en una de las más bonitas.

20180811

Los porches es uno de los elementos que más destacan en la plaza. Hay que observarlos detenidamente porque no hay uno igual.


20180811

Es de planta tropezoidal y todavía conserva restos de la primera muralla y el Portal Alto, junto al Ayuntamiento, que da a la Calle Mayor. Se construyó durante los siglos XI y XI en una época de auge en la villa lo que explica que sea tan grande.

20181202


4. Castillo

20180811

El Castillo-Fortaleza de Ainsa es un conjunto amurallado flanqueado con cuatro torreones en los que destaca la Torre del Homenaje del siglo XI. En el interior de las murallas está el gran patio de armas del castillo.



La torre del homenaje y sus vistas | 20180811

5. Murallas y puertas

Portal de Afuera y muralla | 20181202

Todavía se conserva parte de la muralla que servía para proteger el pueblo de los ataques. Esta hoy en día está adosada a parte de las viviendas que componen el casco antiguo.

El pueblo siguió creciendo fuera de estas murallas, y hoy en día se distinguen las dos partes de Ainsa claramente, en lo alto está el Casco Antiguo y en la parte baja la zona urbana. Para acceder al casco antiguo desde la zona más urbana hay que subir unas escaleras. Subiendo por estas escaleras nos encontramos con el Porta de Afuera, una de las puertas de las antiguas murallas de la villa.

Además del Portal de Afuera todavía se conserva el de Abajo, el Alto (en la Plaza Mayor, junto al ayuntamiento, da comienzo la Calle Mayor), de Tierra Glera y el Portal del Callizo.

+1 Rincones

20180811

Cerca de la iglesia, pasando el Arco del Hospital, hay un mirador con vistas al río Cinca y a la parte más nueva de Ainsa. También se puede ver la Peña Montañesa casi al completo y, a lo lejos, los Pirineos.

Arco del Hospital

Vistas desde el rincón del Arco del Hospital | 20180811

Siguiendo calle abajo por la Calle Santa Cruz, hay otro pasadizo entre antiguos edificios que da a parar a otro mirador.

+2 La Cruz 

En 724 se forjó la leyenda de la Cruz del Sobrabe: los cristianos que huyeron del dominio musulmán se reunieron en Ainsa y acometieron desde aquí la reconquista. Las tropas cristianas, dirigidas por García Ximeno, consiguieron ganar la batalla gracias a la aparición de una cruz de fuego que les dio fuerzas para recuperar la ciudad. Esta Cruz se conserva, supuestamente, cerca de Ainsa. Cada dos años hacen una romería a este lugar y celebran una fiesta.

También existe otra cruz, antes de la entrada del Castillo. Es la cruz del Sobrabe, presente en el escudo de Aragón.

Ainsa se ha convertido en un destino turístico rural muy popular. Nosotros llevamos mucho tiempo visitando este destino y hemos visto la evolución turística que ha tenido. Además, no es lo mismo visitarlo en agosto, que está lleno y es imposible buscar, por ejemplo, un sitio en el aparcamiento; que visitarlo en el puente foral (puente de diciembre junto con el de San Francisco Javier, patrón de Navarra).

Plaza Mayor de Ainsa en agosto sobre las 19:00.

Plaza Mayor de Ainsa en diciembre sobre las 19:00.

Recomendaciones. En agosto suele estar todo completo y es bastante difícil encontrar un sitio en las terrazas de la Plaza Mayor. Por lo general no suelen tener precios muy altos, pero, como es habitual, por se la Playa Mayor de una villa como Ainsa algo sube la cuenta. Sin embargo, fuimos a una terraza que estaba vacía en pleno agosto y dos cervezas Heineken nos costaron 3 euros. No ofrecen servicio de mesas,pero por lo que respecta a nosotros mejor. El bar se llama Casa Paulino y además de bar es una pequeña tienda y hotel y teniendo el castillo en frente está en los portales a mano derecha, hacia la mitad de la plaza.

Aparcamiento. En la zona urbana de Ainsa, la más moderna, y prácticamente a la entrada del pueblo hay un parquing bastante amplio pero que en agosto, como todo, suele estar lleno. También hemos podido ver el proceso de turistificación de la villa gracias a este parquing, ya que lo primeros años cuando íbamos en verano era fácil encontrar sitio, y lo últimos años se ha convertido en misión imposible.

El parquing desde el castillo| 20180811

También hay otro parquing a la salida del Castillo pero es de pago mediante OTA durante todo el año.


Comentarios