Ir al contenido principal

Peñiscola

"en el mar, barco varado"



Poema de José Jurado Morales, 1959, en la calle La Porteta
2015-04-08


Una roca blanca coronada de un castillo que observa el mar y la muralla que cuida del pueblo. La silueta de Peñiscola es impresionante, digna de ver. Bien sea desde el paseo Papa Luna como desde el puerto,como desde el mismo mar, ahí está el castillo imponente. Las casas del casco antiguo, todas blancas, con grandes ventanales, embellecen el entorno.


Peñiscola
2015-04-08

Ya visité Peñiscola hace años, y tenía ganas de volver. El reencuentro me ha hecho pensar que habrá mas encuentros.

Paseo Marítimo Playa Norte


Peñiscola, desde el paseo Papa Luna.
2015-04-06

Gracias a la situación del camping en el que nos alojamos, hemos podido recorrer este paseo una y otra vez. Se trata de una avenida que llega hasta prácticamente a la entrada del casco antiguo de Peñiscola. Durante todo el paseo a un lado está el mar y al otro tiendas de souvenir, bares, hoteles, apartamentos... como cualquier otro pueblo turístico de la costa mediterránea. La diferencia es que al final del camino, sobresaliendo de la tierra y entrando en el mar, se ve elevarse la enorme roca que alcanza los 64 metro del nivel del mar y que esta coronada por un castillo-fortaleza construido en el siglo XIV.

Llegando al casco antiguo el paseo coge el nombre de avenida de la mar.

Escultura de arena.

2015-04-06

Peñiscola, paseo Papa Luna.
2015-04-09

Peñiscola, final de paseo.
2015-04-06


Peñiscola. Parque.
2015-04-08

El año pasado, en el verano, estrenaron en el canal de televisión Telecinco la serie El chiringuito de Pepe, serie que transcurre en Peñiscola. Al principio no le hice mucho caso porque, aunque me gusten las series, es verdad que las españolas las tengo un poco en la lista negra. Pero en una reposición que hicieron de esta serie, la vi y poco a poco me fue gustando, hasta que me tragué la temporada entera. 

Como ya había estado en Peñiscola, las escenas me resultaban conocidas, y me recordaban que tenía que volver a ir. Pero nunca encontrábamos el momento. Hasta estas ultimas vacaciones. Entre bromas, ya habíamos comentado la posibilidad de que igual estaban grabando en esas fechas, pero al final decíamos que mejor no ilusionarnos, ya que las posibilidades no eran reales. 

El primer día que fuimos paseando por la avenida Papa Luna pronto supe en que lugar está el supuesto Chiringuito de Pepe, ya que aunque las localizaciones si que están en Peñiscola y la historia transcurre en este pueblo, el chiringuito no existe. Según nos acercábamos, vimos que en esa zona había movimiento y según nos acercábamos mas y mas... ¡ahí estaba el Chiringuito de Pepe! Bueno, en realidad lo estaban montando. Como he dicho era un simple decorado, todo en la televisión es mentira, pero que mentira tan bien preparada. ¿Sería que iban a grabar esos días? ¡Eso tenía que ser!




Peñiscola, decorado el Chiringuito de Pepe.
2015-04-06

¡Y así fue! Durante el resto de días que estuvimos en Peñiscola, cada vez que pasábamos por el final del paseo, estaban grabando. Al gustarme las series y el cine, la producción, y todo lo que tiene que ver con el mundo audiovisual fue muy emocionante estar cerca de una grabación, aunque fuese la de El Chiringuito de Pepe y viésemos bastante poco. Mas que el hecho de poder ver a famosos (Santi Millan, Blanca Portillo, Dafne Fernandez, Dani Martinez, Begoña Maestre, El Langui, entre otros) a mi me hacia ilusión ver las cámaras, los focos, etc. Y aunque no estuvimos mucho tiempo en el rodaje, para mi era suficiente.


Peñiscola, rodaje el Chiringuito de Pepe.
2015-04-07

Peñiscola, rodaje el Chiringuito de Pepe
2015-04-09

Una de las cosas que nos sorprendió es ver que en Peñiscola había dos playas, pero en vez de estar seguidas, están "enfrentadas". La playa que mas conocimos fue la norte. La playa sur está cerca del puerto.

Peñiscola, playa norte
2015-04-06

Peñiscola, playa sur.
2015-04-09

Puerto marítimo


Puerto de Peñiscola
2015-04-09

Hay dos puertos en Peñiscola, aunque, en realidad los dos están en el mismo recinto: por un lado está el puerto pesquero, donde están los pequeños barcos pesqueros que llegan con sus capturas; y por otro lado está el puerto recreativo, donde están las embarcaciones de recreo particulares.

Puerto pesquero
2015-04-09

2015-04-09

Puerto recreativo
2015-04-10

Rompeolas y faro
2015-04-10

Desde el puerto entre el pesquero y el recreativo cogimos un barco para rodear el peñón de Peñiscola, poder ver los secretos que esconde la roca y solo se pueden ver desde el mar, y ver la playa de Peñiscola en su totalidad. En realidad queríamos ir a la sierra de Irta, un paseo de dos horas de viaje. Pero se ve que estos viajes solo se realizan en temporada alta, en verano. Esto también hizo que tuviéramos que ir durante tres días para ver si ese día podríamos hacer el paseo, ya que como no había mucha gente y había que esperar a que se llenara. Al final conseguimos hacer el paseo alrededor de Peñiscola. El viaje cuesta 7 euros por persona. 

Barco
2015-04-09

Fue un viaje movidito. El mar estaba un poco mosqueado y se hizo notar, tanto que el barco iba de un lado a otro y yo creo que alguna de las veces, estando en la parte de arriba del barco, incluso pudimos tocar el agua. Además, el aire era frío. Fue divertido.

Peñiscola desde el mar
2015-04-09

Salimos del puerto y rodeando el peñón vimos las cuevas que hay bajo la muralla, entre ellas está el bufador, un agujero que empieza en la roca y termina en las calles del casco antiguo, y que cuando el mar esta muy bravo, se puede ver su furia en la calle. 

Cuevas y bufador
2015-04-09

También vimos las escaleras del Papa Luna, escaleras que iban desde el mar directas al castillo que mandó construir el Papa Luna. 
Fue el propio Papa Benedicto XIII quién esculpió las escaleras en la piedra una noche que quiso huir de su fortaleza en Peñiscola. En el esfuerzo perdió el anillo papal, que cayó al mar, y que nadie ha logrado encontrar. 
Escaleras del Papa Luna
2015-04-09

Después vimos la costa de Peñiscola y la de Benicarló, al fondo, y volvimos.




Peñiscola desde el barco
2015-04-09

Nucle antic


Plano de Peñiscola

Casco antiguo
2015-04-07

El casco viejo de Peñiscola guarda el encanto de un pueblo mediterráneo. Las calles blancas en cascada, con grandes ventanales y pequeños balcones, con las ventanas pintadas de colores cálidos y terrazas en los tejados. Las calles del casco antiguo son estrechas y verticales. En algunos momentos tienen mucha pendiente, como una de las últimas cuestas para llegar al castillo. Es fácil perderse por sus calles y sus rincones.

2015-04-09

2015-04-07

Nucli antic

Plaza Santa Maria
2015-04-09

Uno de los recorridos que se pueden hacer empiezan en el portal de Sant Pere, cerca del puerto. El portal de Sant Pere fue mandado por construir por el Papa Luna en el siglo XV. Se construyó para dar a la ciudad un nuevo acceso al mar. Con el puerto, este portal se transformó en el acceso a tierra a la ciudad.

Portal de Sant Pere
2015-04-07

Caminando a la par de la muralla, está el bufador, el agujero que hace que el agua del mar entre en el pueblo. Si no hay marejada lo que se ve es un agujero en el que se oye el ruido del mar. En frente del bufador está el fortí del Bonet.




Fortí del Bonet
2015-04-07

Siguiendo por la calle que da al mar está el museo de la mar. La visita es gratuita. Y poco después, subiendo cada vez un poco mas, y en medio de una cuesta, está la Casa de las Conchas. Este edificio está totalmente cubierto de conchas, de ahí su nombre. En los década de los años 50 vivía en Peñiscola una humilde familia, que con la llegada de los primeros turistas, decidió hacer de guía a cambio de la voluntad de los visitantes. Para ello estudió la historia de la población. La cosa fue bien, y con el dinero compraron un solar y construyeron en el, ellos mismos, una casa que cubrieron con conchas que los marineros les traían e intercambiaban por tabaco. Un bonito homenaje al mar que hoy se han convertido en uno de los símbolos del pueblo.

Casa de las Conchas
2015-04-09

Después de subir unos metros mas está el Faro y el Castillo del Papa Luna.

El Castillo



Exterior Castillo de Peñiscola
2015-04-09

Nada mas entrar en el castillo, se ve el faro. La edificación actual data de 1892. Su señal luminosa alcanza una distancia de 65 kilómetros. Antes de la llegada de la electricidad, la señal luminosa se hacia con fogatas.


El Faro desde el Castillo
2015-04-09

El Castillo de Peñiscola guarda muchos misterios. Después de haberlo visitado en dos ocasiones, con un intervalo de unos diez años, me sigue pareciendo que no lo conozco del todo. Es como si no descubrí todas sus estancias, todas las salas, todos sus secretos. Mas aún cuando están en proceso de rehabilitación y han encontrado elementos de conexión entre habitaciones y como se fue construyendo en la roca. Además de que hace poco ampliaron la visita al castillo. La pena fue que al estar en proceso de rehabilitación algunas de las estancias y salas estaban cerradas.



Las escaleras del Papa Luna
2015-04-09

Aunque se puede hacer la visita guiada nosotros preferimos hacerla por libre y descubrir cada uno de sus rincones por libre. Escaleras estrechas que llevan a la zona mas alta del castillo desde donde se ve el horizonte y toda la costa; torres de vigilancia; espaciosos patios que dan acceso a las salas mas insospechadas; escaleras aún mas estrechas que ni siquiera parece estar disponibles para su uso... 





Gazteluaren lorategiak



2015-04-09

Desde el Castillo hay una vistas increíbles del casco antiguo y de Peñiscola.

Entrada y plaza del Castillo.

Casco antiguo desde el Castillo
2015-04-09

Fuera ya del castillo hay una escultura del Papa Luna y, pegada al Castillo, está la iglesia de la Santa de la Ermitana, construida en el siglo XVIII.


Iglesia de la Santa Ermitana
2015-04-09

La entrada del castillo cuesta 3,5 euros y tengo que decir que la entrada es preciosa: una antigua postal del castillo. Perfecta para sumarla a la colección de postales. Con esta entrada también se pueden visitar los Jardines.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mucho mas que un camping, Sangulí Salou

Salou es uno de esos sitios en los que por una razón o por otra quieres volver siempre que tienes ocasión. Salou es una ciudad turística de la Costa Daurada de Tarragona. Playa, sol y, en las noches de vacaciones, fiesta. Atrae todos los años miles y miles de turistas. La primera vez que conocí Salou era solo una niña y lo hice de la mejor forma que pude tener, gracias al gran Camping Sangulí Salou. Desde entonces mi mes favorito del año se convirtió agosto, y durante el resto del año solo podía pensar en "el camping" y Salou.

San Pedro, una ermita entre robles centenarios

Año de setezientos y diezi siete a veinte de henero en esta iglle de San Pedro de la Valle de Burunda fue electo i ungido por primer Rei de Navarra, Garcia Ximenez y esta eleccion confirma el mesmo año el Papa Gregorio segundo como parece por su bu- la, que latiene la dicha valle ensu archivo, fue reedifi- cada esta Yglesia el año 1647
Un entorno único con centenarios robles como protagonistas que se retuercen buscando el sol. Han sido testigos del paso de los siglos. En estas tierras también habitaron los gentiles, grandes seres creadores de los dolmenes y los menires. También fue coronado el primer Rey de Navarra Garcia Ximenez, según reza la inscripción en la entrada principal de la ermita. Aquí también se celebran desde hace años romerías y bailes en honor al santo que da nombre a la ermita y a la campa: San Pedro. Es un lugar por el cual dos pueblos vecinos siguen teniendo sus redecillas. Una ermita dividida entre dos pueblos, una ermita y un santo compartido por dos pueblos. Una…

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.