Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2020

Ainsa y su Castillo

Ainsa fue una vez una fortaleza amurallada de la cuál todavía quedan hoy en día numeroso vestigios. Y uno de ellos, quizás el más importante o impresionante, es el Castillo de Ainsa. Se trata de un conjunto amurallado franqueado por cuatro torreones.

El Castillo de Ainsa data de los siglos XI y XII. Originalmente estaba rodeado por un foso y solo se podía entrar por el puente levadizo. Este puente daba y da acceso al impresionante patio de armas. En las cuatro esquinas cuatro torreones vigilan el ir y venir de la gente.

El Castillo de Boltaña

Boltaña está coronado en el monte de San Martín por un Castillo que vigila y observa desde hace siglos los cambios de la historia. Fueron los árabes quienes convirtieron el pueblo en una fortaleza para impedir que las tropas cristianas avanzasen. Mucha historia y mucha batalla han pasado por las paredes de este castillo que claramente vivió mejores épocas. Hoy es un lugar que se relaciona con historias y leyendas mágicas. Y no es para menos. 

El Castillo de Boltaña fue un conjunto militar amurallado con una torre en el extremo norte de la muralla y con planta hexagonal irregular para poder adaptarse a la roca. Esta rara tipología se puede ver también en el Castillo de Samitier, incluidos en la Ruta de los antiguos sistemas defensivos y de comunicación del Sobrarbe. El estado en el que se encuentra hoy en día el recinto hace que la visita se convierta en más misteriosa e interesante. 

La Garganta de Escuaín

Bajo las localidades de Escuaín y de Revilla, dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, se encuentra la Garganta de Escuaín o del río Yaga. Estas localidades se sitúan cada una a un lado de la gran garganta, y son el comienzo de diversos senderos para conocer este accidente geológico. 

Existen varias excursiones para visitar la Garganta de Escuaín y una de ellas y, quizás, la más sencilla es la de los Miredores de Revilla. Desde estos miradores y esta ruta se ve la garganta desde lo alto y se pueden apreciar las grandes paredes separadas por el río del cual se intuye su sonido durante prácticamente todo el recorrido. Después de realizar esta ruta súper fácil está la opción de bajar a la garganta.

Preparando la maleta a Ainsa II

L'Ainsa es un municipio de unos 2.200 habitantes de la comarca de Sobrarbe, en el alto Pirineo. La primera vez que fuimos fue en 2012 y desde entonces prácticamente todos los años intentamos ir por lo menos una vez al año. Normalmente coincide con las vacaciones de verano, pero últimamente el destino se ha puesto de moda y cada vez está más masificado. Este año con el tema del COVID-19 estaba lleno; tanto el pueblo como los alrededores.
Durante todos estos años hemos podido realizar diferentes actividades, rutas y visitas que he ido reuniendo en diferentes guías y diarios de viajes. Este es el realizado en agosto de 2019.

VACACIONES EN L'AINSA


Ainsa es un precioso pueblo medieval que conserva casi como si se hubiera parado el tiempo las calles y la esencia de aquella época en el que fue erigido. Se trata de un pueblo pequeño pero con mucha vida, con una historia que se refleja en sus calles empinadas y estrechas. Y, como comentaba, cada vez está más de moda supongo a raíz de qu…

Preparando la maleta a Cantabria

Mar y montaña. O montaña y mar. Si hay algún lugar capaz de acabar con el eterno debate de playa o montaña esa es la costa Cantábrica, y más concretamente, Cantabria. En algunos lugares mar y montaña se hacen uno. Además, dentro de esas verdes montañas en Cantabria también se pueden visitar incontables cuevas, en algunas de ellas con restos visibles de la prehistoria. 
Cantabria tiene muchos lugares y rincones que descubrir. Quizás, las ciudades más conocidas sean las costeras Laredo, Castro o Santoña prácticamente en la muga con Bizkaia, y más al oeste Torrelavega o Comillas. Y como olvidarse de la que es posiblemente la joya de la corona de Cantabria, sin desmerecer al resto de poblaciones: Santillana del Mar. En el interior se esconden otras joyas menos conocidas, pero con mucha historia.

El pueblo fantasma de Ochate

Ochate u Otxate es un pueblo abandonado de Treviño, en Araba, aunque pertenece a la provincia de Burgos. El último habitante se marchó en 1936 y desde entonces el despoblado se ha ganado la fama de pueblo maldito debido a los supuestos casos de fenómenos paranormales. 

Las ruinas de un par de edificos en lo que antes era el casco urbano de Ochate y la torre de la iglesia de San Miguel es lo único que queda de lo que en un tiempo fue un próspero pueblo. Según la etimología, Otxate podría significar la puerta secreta o la puerta del frío, mientras que otros piensan que viene del antiguo Gogate que quería decir el pueblo de arriba, en referencia a la geografía del lugar.

El desierto de Navarra: Las Bardenas

Al sur de Navarra, muy cerca de Tudela, la capital de la Ribera navarra, se encuentra un paisaje insólito y sorprendente. Se trata de las Bardenas Reales. Un paisaje semidesértico declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. 

Hace millones de años en este paraje era un mar. Cuando el agua desapareció quedaron rocas sedimentadas con diferentes composiciones. Arcillas, yesos y areniscas componen este paisaje desnudo y en apariencia duro. La erosión durante milenios ha hecho el resto creando curiosas formas rocosas, barrancos, mesetas y cabezos.

Monumento Natural de los Ajaches

Como su propio nombre indica el Monumento Natural de los Ajaches es un monumento creado por la naturaleza en Yaiza, al sur de la isla de Lanzarote, en las Islas Canarias. Un macizo de más de 7,5 kilómetros de longitud y una superficie de 3.009 hectáreas. Los más sorprendente son los barrancos y acantilados que van a parar a playas semi-desérticas. Además, posee un gran interés científico ya que en algunos sectores se han encontrado yacimientos paleontológicos con presencia de fósiles. Más que un monumento, es un tesoro de la naturaleza. 

Los artífices de este obra de arte natural son la lava y el mar. Gracias a la fusión de estos dos potentes elementos naturales se han creado formaciones de una belleza increíble. Es la formación geológica más antigua de la isla de Lanzarote junto con el macizo de Famara y conforma una unidad geomorfológica representativo de edificios volcánicos modelados en condiciones climáticas distintas a las actuales. Es uno de los espacios más ricos e importantes …

Las tres ermitas de Tella

Tres ermitas enclavadas en un entorno de ensueño y mágico. Esta zona del Pirineo Aragonés cuenta con una gran tradición relacionada con la brujería. Es por ello que quizás las tres ermitas de la ruta se construyeran formando un anillo protector y se consagraran.  dicen que las tres ermitas de Tella, aunque llegaron a ser siete las iglesias que se construyeron en este pequeño pueblo, forman una anillo de protección. Sea como fuere, hoy en día se pueden visitar en un sencillo paseo las ermitas de San Juan y Pablo, Nuestra Señora de Fajanillas y Virgen de la Peña.

Tella es un de los pueblos más pintorescos del Pirineo; un pequeño pueblo de alta montaña que está a 1380 metros de altitud. El pueblo está articulado alrededor de una calle principal orientada hacia el sur, y hacia el norte la montaña lo protege del frío. Sus casas son de tipología pirenaica: piedras, tejados de los, pocas ventanas y chimeneas altas. Además, en muchas de estas chimeneas y en ventanas se pueden ver pequeñas es…

Circuito de San Úrbez

Después de recorrer la estrecha carretera que circula por el interior del Cañón del Añisclo, uno de los recorridos o rutas más fáciles que se pueden hacer en esta parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el circuito de San Úrbez o ruta del agua. 

Esta ruta comienza en un puente suspendido a más de 30 metros sobre el río Bellós y pasa por una rústica ermita construida en el interior de una cueva, además de por el agua cristalina del río, el descenso del agua por las rocas, para terminar adentrándonos en el bosque. En un pequeño desvío también se pueden observar las ruinas de un antiguo molino.

El Cañón del Añisclo

El Cañón del Añisclo es uno de los parajes más impresionantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y casi diría que de los Pirineos de Huesca. El Cañón del Añisclo es una inmensa grieta entre montañas, esculpida durante siglos por la acción erosiva del río Bellós. Es un lugar único, por lo que en 1982 fue incluido en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que este año han conmemorado su centenario. 

Durante los años 2018 y 2019 se ha celebrado el Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Pordido. En realidad, en 1918 Alfonso XIII declaró por Real Decreto el Parque Nacional del Valle de Ordesa o del Río Ara en el municipio de Torla. Después, en 1982, se ampliaron los límites del Parque Nacional y se incorporaron el Cañón del Añisclo, la Garganta de Escuaín, la cabecera del Valle de Pineta y el macizo del Monte Perdido.

Lo cierto es que el Cañón del Añisclo es un paraje único que bien podría pertenecer a cualquier película de fantasía. En muchos puntos del recorr…

Instantes de 2019

Dicen que nunca es tarde si el dicho es bueno, y, sobre todo, nunca es tarde para recordar un buen año, sobre todo en lo que a viajes, escapadas, rincones recorridos y aventuras vividas se refiere. Este año he podido tachar de la lista algunos de los sitios que tenía en la lista desde hace mucho tiempo.