Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2019

La montaña de fuego: Timanfaya

En el Parque Nacional del Timanfaya, las llamadas Montañas de Fuego, se contabilizan un total de 25 volcanes, que sumados al resto de formaciones repartidas desde el norte hasta el sur de la isla, hacen que Lanzarote tengo el sobrenombre de la Isla de los Volcanes. Y no es para menos, ya que la historia de Lanzarote comienza con las emisiones de lava hace más de 11 millones de años.


El Timanfaya surgió hace, solo, unos 300 años cuando las erupciones volcánicas ocurridas entre los años 1730, 1736 y 1824 cambiaron la fisionomía de la isla dando lugar a numerosas estructuras geomorfológicas propias de otros planetas. A Marte se le llama el Planeta Rojo, y creo que no será muy diferente de las tierras volcánicas de Lanzarote.

La manzana de la discordia

Una de las mejores cosas que se pueden hacer por Barcelona es pasear por el passeig de Gràcia. Allí se encuentran varios tesoros del modernismo. Las casas convertidas en arte. Caminando por Gracia hay un lugar donde el modernismo vive: la manzana de la discordia. En esta manzana, en pocos metros, hay cinco casas de modernismo: Amatller, obra de Josep Puig i Cadalfalch; Lleó Morera, del arquitecto Lluis Doménech i Montaner; Mulleras, obra de Enric Segnier i Villavechiaren; Josefina Bernat del arquitecto Marcel-lià Caquillat y, en especial, al lado de la casa Amatller, esta la Casa Batlló. A pocos metros otra maravilla: la casa Milá o la Pedrera.


Hace cien años, el paseo de Gracia se convirtió en la calle de moda. Toda la burguesía del momento quería tener su casa en este paseo. Además, cada uno quería que la suya fuera mas bonita que la del otro. Paseaban por el paseo de Gracia delante de tiendas de moda y de lujo. Hoy en día, el paseo de Gracia es un museo al aire libre.

Park Güell

Barcelona es una de mis ciudades preferidas. Incluso antes de haberla visitado me gustaba. Siempre me ha parecido una ciudad cosmopolita y moderna; además de albergar la mayor parte de las obras del arquitecto Antoní Gaudí.

Una de los lugares creados por el arquitecto que más ilusión me hacía visitar era el Park Güell. Y así fue la primera vez que visitamos Barcelona.

Montjuïc y Plaça de Espanya

Después de haber visitado algunos del los lugares turísticos mas conocidos de Barcelona -Camp Nou, Park Güell, Sagrada Familia, Casas Milá y Batlló y el Museo Marítimo y el Puerto de Barcelona-, en la última visita que hicimos a Barcelona decidimos ir a Montjuïc.

Como la propia palabra en catalán dice, Montjuïc es un monte de Barcelona. Tiene 173 metros. Según el catalán medieval es el monte judío, ya que en Montjuïc se encuentra un cementerio judío de la Edad Media. Otra versión dice que el nombre viene de Monts Ioris o Monte de Júpiter.

Port Aventura World, un viaje de fantasía

Más de cinco destinos en un día. Un pueblo en mitad del desierto del Far West, el antiguo reino de los Mayas en México, la milenaria China, las frondosas selvas de la Polynesia o un pueblecito del Mediterraneo. Cinco destinos, cinco mundos, cinco culturas, cinco ambientes... en un solo día sin salir de Salou en la Costa Daurada. Sin embargo, todo es una representación, una ilusión, pero tan bien caracterizada que todo parece real. Es como estar en una película. Cada detalle te hace viajar, solo dando dos pasos, de un país a otro, de una cultura a otra, de una época a otra, y hace que te sumerjas de lleno en cada historia que te cuentan. Port Aventura World es mucho más que un parque de atracciones. 

Cuando se trata de parques de atracciones sale mi lado más infantil. Lo malo es que estos sitios están lejos de mis ideales y me hacen entrar en muchas contradicciones. Sea como fuere, en los parques de atracciones se disfruta tanto, se gasta tanta adrenalina, se ríe, se grita... Que últi…

Salou

A pesar de ser un destino de sol y playa, de descanso y relajación en las playas doradas y de fina arena, Salou también ofrece una pequeña oferta cultura. Una torre para protegerse de los piratas del siglo XVI, un edificio diseñado por uno de los discípulos de Antoni Gaudí, el puerto desde donde partían marineros y pescadores, y Jaume I siempre presente desde el paseo dedicado al rey que fue a la conquista de Mallorca. 

Ainsa, pueblo bonito

La villa medieval de Ainsa se ha ganado el nombre de Pueblo Bonito de España. Y no es para menos. El paso del tiempo no ha hecho mella en sus pequeñas calles, que conservan las piedras por las que un día pasaron caballeros y doncellas, reyes y reinas, monjes y monjas, soldados, artesanos y artesanas. Pasear por sus calles es como pasear en un cuento de otra época. Dada su importancia histórica y su belleza y riqueza patrimonial la parte vieja de la villa fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1965.

L'Ainsa está en la Comarca del Sobrarbe, en Huesca, en la puerta de Ordesa y Monte Perdido, en un cruce de caminos y de ríos, en Cinca y elAra. Lo mejor para conocerla es perderse por sus antiguas calles y observar cada detalle que ha perdurado a lo largo del tiempo. Estos son los cinco rincones que hay que ver, sí o sí, en la visita a Ainsa.

Igual de bueno que el anterior

Cuando empezó el 2018 no me imaginaba ni por asomo que iba a ser un año tan bueno. Es cierto que, por lo general, prefiero los años pares a los impares, pero tampoco es un hecho del todo fiable (aunque, sí). Este año 2018 se han juntado dos cualidades para la buena suerte: por una parte, que sea año par y por otra que termine en 8. Sin buscar una explicación lógica y racional, me voy a quedar con la creencia que ha sido la magia de los números la que han conseguido que este año que dejamos atrás haya sido tan bueno.