Ir al contenido principal

Marinaleda, el pueblo utópico

La utopía se define como algo imaginario o imposible. Proviene del latín Uhtopus. Thomas More en su obra De Optimo Republicae Statu deque Nova Insula Utopia llama a una isla Utopía donde su organización política, económica y cultura eran las ideales y, por ello, muy difíciles de realizar. A lo largo de la historia son varios los filósofos, políticos y sociólogos -Platón, Agustín de Hipona, Charles Fourier, Saint-Simon...- los que han intentado crear sociedades utópicas. Y es por eso mismo, porque son utopías, no lograron realizarse con éxito. Pero en un pequeño municipio de Sevilla, en la comarca de Estepa, desde hace unos 40 años están haciendo realidad la utopía, están construyendo un pueblo cuya organización política, económica y cultural es lo mas cercano a la igualdad plena. Es Marinaleda, Una Utopía hacia la paz.


Mural en Marinaleda
2012-04-09

Un pueblo en cuyo Ayuntamiento no iza ninguna bandera solo puede tener cosas buenas. Su escudo también está exento de coronas, porque 'son republicanos' y, por lo cual, no se entiende que el escudo lleve corona. El verde del escudo representa la utopía, la lucha para convertir los sueños en realidad mediante 'la lucha organizada de trabajadores'. El blanco es la paz, las ansias de paz. La paz practica y justa que se conseguirá con la plena igualdad. El rojo es la lucha. Sin la lucha no es posible alcanzar ningún derecho que como seres humanos nos corresponde. La paloma volando aparece en el centro del escudo en representación de la paz móvil. El pueblo es el espíritu colectivo y el sol y los campos que lo bañan la naturaleza y reivindicación del reparto justo de la tierra y la riqueza. 

Escudo de Marinaleda
2012-04-09

Utopía, igualdad, lucha y paz. Todas ellas parecen haber desaparecido de nuestra sociedad. Pero en Marinaleda no. Todo comenzó en los años 70, tras la dura dictadura que se hizo notar en el pueblo, cuando se creó el Sindicato de Obreros del Campo SOC. Desde la Edad Media, las tierras que rodeaban el pueblo eran de terratenientes que explotaban a los jornaleros por un 'sueldo' miserable. El pueblo no era mas que una barriada de chozas donde sobrevivían los jornaleros. Una estampa común en Andalucia donde gran parte de la tierra pertenecen todavía hoy a grandes familias. En Marinaleda pensaron que esto tenia que acabar. Que la tierra era para las que lo trabajaran, que la tierra y, por lo cual, la riqueza, había que repartirla. Así comenzaron unos largos años ocupando fincas agrícolas cercanas al pueblo. En el 1979 gana las elecciones el CUT, Colectivo de Unidad de Trabajadores y Sanchez Gordillo se convierte en alcalde. Se cambian los nombres de las calles: es un placer pasear por la Avenida de la Libertad, por la calle Antonio Machado, Jornaleros o estar en la plaza de Salvador Allende.

Ayuntamiento de Marinaleda
2012-04-09

En los 80 inician una huelga de hambre que se ha quedado grabada en la historia. Poco a poco la utopía se estaba haciendo realidad. Después de muchas ocupaciones y tantos otros desalojos en manos de la Guardia Civil, después de años de lucha, consiguieron que la tierra fuese para el que la trabaja: para el pueblo. Consiguieron que los jornaleros fueran los propietarios de la tierra, que no hubiese un amo que se quedaba con el beneficio y pagara sueldos miseros a los jornaleros. En el año 1999 crearon la primera industria en Marinaleda y en el 2000 estaban cerca de conseguir el pleno empleo. Una verdadera utopía, un sueño, una ilusión increíble en el mundo en el que vivimos.

Entrada a Marinaleda
2012-04-09

Pero Marinaleda existe, es real y es tal y como la cuentan. En el 2012, cuando fuimos a Andalucia, Marinaleda y su alcalde Sanchez Gordillo desde 1979 estaban de plena actualidad. No había día en la que no se hablaran de ellos. Así que decidimos ver si la utopía era real. Pecamos un poco de novatos en tierras del sur ya que llegamos sobre las cuatro de la tarde, en plena primavera, y toda la gente que haya estado en Andalucia en este época sabe que el calor te impide salir de casa antes de las siete de la tarde. Pero se nos iba a hacer demasiado tarde porque ese día teníamos que empezar la vuelta a casa. Así que armándonos de valor y con la menor ropa posible paseamos por el pueblo para visitar las mayores infraestructuras creadas en los últimos años y que sorprenden por su tamaño.

Marinaleda
2012-04-09
El polideportivo cuenta con varias pistas de tenis, campo de fútbol, piscinas, etc. En la fachada hay una gran imagen del Che Guevara. Según consulté hace unos años, el bono para utilizar estas instalaciones era de unos cuatro euros al año. No se si será verdad pero teniendo en cuenta que por las viviendas pagan 15 euros al mes no sería de extrañar. Estas viviendas las construyeron los propios propietarios. Se les cedieron las tierras, albañiles de ayuda y los materiales y los propietarios las construyeron con sus propias manos. Casitas de 100 metros cuadrados y tres habitaciones.

Polideportivo de Marinaleda

2012-04-09

El instituto de Educación Secundaria se inauguró en 2003 y permite que los jóvenes de Marinaleda no tenga que salir a otros pueblos para poder estudiar. Se llama José Saramago. Y con esto creo que está todo dicho. También tienen un centro de cultura donde hacen diferentes actividades culturales y sociales, porque para el pueblo de Marinaleda 'la alegría es también un derecho fundamental'. A sus fiestas han ido artistas conocidos y reconocidos. También tiene un gran anfiteatro y un parque con el que también pretenden contribuir al medio ambiente.

Instituto de Educación Secundaria Jose Saramago de Marinaleda
Centro de cultura de Marinaleda
2012-04-09

Otra cosa que llama mucho la atención son todos los murales que se encuentran por el pueblo con mensajes de igualdad, solidaridad, socialismo, cooperación, hermanamiento entre pueblo, antifascismo, etc. Otro dato curiosos que en este caso no pude comprobar es que todas las personas de Marinaleda cobran 1200 euros al mes, empezando por el alcalde y terminando por el jornalero que trabaja las tierras.



Murales en Marinaleda
2012-04-09

Se ha dicho mucho de Marinaleda, algunas cosas serán ciertas, otras serán mentira, y posiblemente no sea todo tan bonito como lo pintan. Porque es demasiado bonito para ser verdad. Una utopía siempre tendrá sus fugas, nada es tan ideal como pueda parecer. Pero después de visitar el pueblo, sus instalaciones, las famosas casas 'baratas', los murales... Solo me queda alegrarme de que alguien pudiera luchar contra el poder y hacer un mundo, por muy minúsculo que fuera, mas igualitario, mas justo y mas social.


Comentarios