Ir al contenido principal

Entradas

Cádiz, la ciudad más antigua de occidente

La puerta de Tierra, puerta de las murallas que rodean la parte antigua de la ciudad, o más bien lo que quedan de ellas, da entrada a la parte antigua de Cádiz conocida como la tacita de plata. Y es que los rayos del sol brillan con una luz especial en las aguas del Atlántico a las orillas de la ciudad más antigua de occidente. El mar parece plata.

Cádiz no solo tiene el honor de ser la ciudad más antigua de occidente, si no que además, es la capital más meridional de Europa. Fueron los fenicios los que encontraron este peñón enclavado entre el bravo Atlántico y las calma de la bahía los que pensaron que sería una buena idea hacer una ciudad en ese precioso lugar. Desde entonces, en Cádiz respira historia y cultura de todas las civilizaciones que tuvieron el honor de poblar la ciudad.

Entradas recientes

Rincones de Gipuzkoa

Lugares para visitar en Gipuzkoa

Rincones de Bizkaia

Lugares para visitar en Bizkaia

Rincones de Araba

Lugares para visitar en Araba

Africa a la vista

Cuenta la leyenda que Hércules, en su décimo trabajo y con la intención de llegar a la isla Eritrea -situada cerca de San Fernando, en Cadiz,-, separó la tierra que formaban Europa y África con sus propias manos. A ambos lados como símbolo del fin del mundo conocido por el ser humano colocó dos columnas: Kalpe y Abylo. Kalpe, la columna norte, la situó en el Peñón de Gibraltar. La ubicación de Abylo es más debatida y algunos dicen que la colocó en el Monte Hacho, en Ceuta, y otras versiones hablan del Monte Musa en Marruecos. Más allá del estrecho no había nada, era el fin del mundo. 

El Estrecho que según la leyenda creó Hércules es hoy en día el Estrecho de Gibraltar. Este estrecho separa dos continentes: África y Europa, y junta dos aguas: el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Son solo 15 kilómetros de Estrecho. Desde el Mirador del Estrecho, en el Parque Nacional del Estrecho, en Tarifa, la visibilidad de una de esas columnas de las que habla la leyenda, el Monte Musa, es ca…

La Villa de Conil

Conil de la Frontera es un pueblo de la costa de Cadiz y, por lo cual, con gran tradición pesquera y marítima. A pesar de los miles de visitantes que recibe cada año, sigue guardando ese sabor de las villas marineras. Quizás lo que más llama la atención es la blancura de sus calles y de sus edificios pensados para protegerse del sol del sur.

Urbanismo andalusí, casas blancas y enormes patios andaluces llenos de vida. Sus calles son estrechas, laberínticas, blancas y, en algunos casos, llenas de flores. La mejor forma de conocer Conil de la Frontera fue perderse en sus calles e ir encontrando las destacadas iglesias y parroquias, así como todo la arquitectura defensiva que en otro tiempo imprescindible para mantener a salvo la villa. Conil nos sorprendió para bien.

La misteriosa Eunate

Poco antes de llegar  a Puente la Reina, en la Zona Media de Navarra, en medio del campo, está la solitaria ermita de Santa María de Eunate. Una ermita sencilla, única y llena de misterio. Está considerada como una de las iglesias más bonitas del Camino de Santiago; y no es para menos.

El misterio sobre su nombre, cien puertas en euskera, su enigmática geometría, y el misterio sobre su origen, hacen de esta ermita diferente a cualquier otra iglesia románica. No existen muchas iglesias en el Camino con planta octogonal: dos, y el Santo Sepulcro de Jerusalem. Esta maravilla arquitectónica fue declarada monumento nacional.