Ir al contenido principal

Preparando la maleta a Cantabria

Preparando la maleta a Cantabria

Mar y montaña. O montaña y mar. Si hay algún lugar capaz de acabar con el eterno debate de playa o montaña esa es la costa Cantábrica, y más concretamente, Cantabria. En algunos lugares mar y montaña se hacen uno. Además, dentro de esas verdes montañas en Cantabria también se pueden visitar incontables cuevas, en algunas de ellas con restos visibles de la prehistoria. 


Cantabria tiene muchos lugares y rincones que descubrir. Quizás, las ciudades más conocidas sean las costeras Laredo, Castro o Santoña prácticamente en la muga con Bizkaia, y más al oeste Torrelavega o Comillas. Y como olvidarse de la que es posiblemente la joya de la corona de Cantabria, sin desmerecer al resto de poblaciones: Santillana del Mar. En el interior se esconden otras joyas menos conocidas, pero con mucha historia. 

VUELTA A CANTABRIA             

Vistas desde el Mirador de Covalanas | 20191208

En el puente de diciembre del año pasado hicimos una pequeña escapada a Cantabria. Las razones de elegir Cantabria fueron varias: por una parte, queríamos cambiar de destino puesto que la mayoría de las escapadas que hacemos suele ser a Salou o Ainsa en el Pirineo de Huesca. Por eso, para cambiar un poco de aires y ver cosas nuevas, decidimos ir a Cantabria. La cercanía es una gran razón por la que elegimos este destino. Y, por último, que hacía muchos años que no íbamos a Cantabria. La última vez fue hace más de 10 años, y la verdad es que tenía muchas ganas de volver a Santillana del Mar. La verdad es que ese era mi objetivo. Tenía muy buen recuerdo del pueblo, pero se me quedó una espinita clavada porque hice pocas fotos y, no se, quería volver. 

Pero a pesar de ser Santillana del Mar el objetivo número uno del viaje, nos alojamos en Ramales de la Victoria, un pueblo del Alto Asón que así de primeras no dice mucho, pero que tiene mucho que ofrecer. 

El viaje lo hicimos del 5 de diciembre al 8 de diciembre de 2019. 

EL VIAJE                    

Desde donde vivimos a Cantabria, hay unas dos horas en coche. Un viaje fácil y ameno. Para llegar a Ramales de la Victoria hay autovía hasta Laredo y antes de entrar a Laredo hay que coger la carretera N-629 hasta llegar a la población. Quizás ese es el tramo que más largo se puede hacer porque son unos 30 kilómetros de carretera secundaria. Pero la verdad es que está bien indicado y se llega fácil. 

La mayor dificultad, si es que se le puede llamar así, es que en diciembre oscurece muy pronto, y si se viaja de tarde lo más probable es llegar cuando ya ha oscurecido. 

ALOJAMIENTO                 

La razón de elegir como destino Ramales de la Victoria tiene mucho que ver con el alojamiento que cogimos. Queríamos ir a camping y mirando campings de encontramos una especie de bungalow-apartamento que tenía muy buena pinta en esta localidad, y por eso nos decantamos por este pueblo. 

El camping La Barguilla está en el municipio de Ramales de la Victoria, pero la verdad es que como casi todo los camping está a las afueras del centro urbano. En este caso había que ir por una carretera hasta casi el final y pasar una especie de parque para llegar hasta el camping. Como estaba de noche la verdad es que daba un poco de miedo porque parecía que estaba toda la zona abandonada... 

La zona de acampada estaba cerrada, es decir, el camping en sí estaba cerrado, pero los apartamentos se podían ocupar. La llave estaba en una caja cerca de la puerta para la que nos habían dado una contraseña y no tuvimos ningún problema para entrar. Tuvimos un par de problemas, una por ruido porque en el apartamento de al lado había un perro que claramente estaba solo y no paraba de ladrar y que no había toallas cuando les pregunté si habría, y me contestaron inmediatamente. Por una parte, hablaron con el dueño o dueña del perro y volvieron en seguida para cogerlo o calmarlo (en las normas ponía que dejar el perro solo podía ser razón para echarlos) y por otra parte me dijeron que al día siguiente llevarían las toallas y, sin embargo, al poco apareció una de las limpiadoras con las toallas. Son detalles que se agradecen. 

Habitación en el apartamento del Camping La Barguilla | 20191205

El apartamento estaba muy bien. A la entrada tenía un salón bastante amplio con sofá, televisión, mesa y sillas de comedor, y detrás de un armario estaba la cocina "escondida". Después, en un pequeño pasillo estaba el baño y al fondo la habitación con un pequeño jardín y vistas a la montaña. Además, tenía un segundo piso con otra habitación que no pudimos ver porque no nos dejaron la llave. Con eso si que me enfadé un poco, pero no les dije nada porque en realidad no la necesitábamos. 

La reserva la hicimos por Booking y nos costó 150 euros las tres noches. 

QUÉ HACER EN RAMALES DE LA VICTORIA                    

Ramales de la Victoria

Ramales de la Victoria | 20191208

Es la capital de la comarca del Alto Asón. El municipio tiene 2500 habitantes y el pueblo 1600. Su historia está unida a la victoria de los liberales frente a los carlistas en 1839. Esta batalla fue la que le puso el apellido de de la Victoria

En algunas calles se pueden ver casonas con la arquitectura popular. 

Sin embargo, lo más conocido de la zona son sus cuevas, entre las que se encuentra la de Cullalvera y la de Covalanas.

Cueva de Cullalvera

Entrada a la Cueva de Cullalvera | 20191206

Está situada bajo el Monte Pardo. La acción del agua sobre la roca han creado una cavidad monumental. La visita se realiza en una visita guiada. 

Cueva de Covalanas 

Se la conoce como la cueva de los ciervos rojos ya que se pueden observar pintura rupestres con estas figuras. Está situada en la ladera noreste del Monte Pardo, encima de la cavidad de El Mirón. La visita es guiada y por razones de conservación existe un cupo de personas por sesión y día. 

Mirador de Covalanas 

Mirador de Covalanas | 20191208

Se accede por la carretera N-629 hacia Burgos. También se puede llegar a pie. 

Parque paleolítico de la Cueva del Valle en Rasines

A 12 minutos de Ramales está esta ruta en la que se puede ver la recreación de un mamut. Es una ruta fácil por un bosque. 

Mirador del Nacimiento del Asón

Está en la Gandara, a 29 minutos de Ramales. 

Otras poblaciones cercanas

Laredo, Castro y Santoña están a menos de media hora de Ramales de la Victoria y Santander a 60 kilómetros. 

Santillana del Mar

Santillana del Mar | 20191207

Está a 80 kilómetros de Ramales de la Victoria, pero en una hora más o menos por autovía se llega fácil. La llaman la villa de las tres mentiras porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. Es un pueblo que se conserva prácticamente como en la edad media. 

Guía de viaje            

5 de diciembre. Jueves

Llegada al camping
Conocer los alrededores: Ramales de la Victoria

6 de diciembre. Viernes

Cueva de Cullalvera
Mirador y Cueva de Covalanas

7 de diciembre. Sábado

Santillana del Mar

8 de diciembre. Domingo

Ramales de la Victoria
Vuelta a casa. Alguna parada por el camino

Diario de viaje      

5 de diciembre. Jueves

Llegada al camping

6 de diciembre. Viernes

Cueva de Cullalvera 
Ramales de la Victoria. Mercadillo y compras

7 de diciembre. Sábado

Santillana del Mar

8 de diciembre. Domingo

Ramales de la Victoria
Mirador de Covalanas 

Comentarios